Espartano; ¿quieres qué hable de algo?

viernes, 14 de julio de 2017

¿Qué es el MICROBIOMA?


El CUERPO HUMANO (sistema digestivo, piel, ojos, y órganos) viven en una interacción constante con un ecosistema intestinal con muchas especias de bacterias. Las colonias más grandes se encuentran en nuestro SISTEMA DIGESTIVO, pueden haber en un adulto hasta 1,5-2kg, y unos 100 billones de microorganismos.

El INTESTINO y el MICROBIOMA INTESTINAL

El MICROBIOMA intestinal debe pasar a ser considerado como un nuevo ÓRGANO, y que si alteras el equilibrio del ecosistema intestinal -DISBIOSIS-, estás en un proceso de padecer enfermedades (obesidad, diabetes, asma, alergías, celiaquía, y todo tipo de enfermedades autoinmunes sistemáticas)


El sistema inmune está en alerta

Recordad que si comes sustancias comestibles a los que tu sistema inmune genera un enemigo, los linfocitos se activarán, y tu mucosa intestinal corre peligro de ser dañada con el riesgo que eso significa, sustancias neurotóxicas pasan al torrente sanguíneo  y pueden llegar al cerebro, y el cerebro es muy sensible aunque no hayan RECEPTORES DEL DOLOR.

Luego claro tu intestino tendrá problemas de absorción de nutrientes y algunos déficits de minerales (magnesio, zinc). Porque las bacterias autóctonas/beneficiosas (bifidobacterias, lactobacterias propionobacterias e incluso cepas de E.coli*) han sido devastadas por tu mala alimentación.
Si alimentas a las tóxicas y/o patógenos (malas) tienes un problema intestinal, y un desiquilibrio y de cabeza que pone en peligro tu salud
*Las cepas fisiológicas de E.coli producen vitaminas (k2, b1 (tiamina), b2 (riboflavina), b6 (piridoxina), y b12) tener poblado a tu intestino de éstas cepas de E.coli te protege de las patógenas de E.coli . Otras bacterias aseguran una absorción de ácido fólico (b9), niacina (b3), ácido pantoténico (b5)

Y vitaminas C, A, D para tener un correcto funcionamiento del torrente sanguíneo. Si tus enterocitos y vellosidades están destruidos por tu mala alimentación, la mucosa intestinal está dañada y no absorbes los nutrientes con sus respectivos DÉFICITS, y tienes cuadros de anemia. Y deficiencias de magnesio, zinc, selenio, cobre, manganeso, azufre, hierro, potasio, sodio, omega3... y anteriores nutrientes que ya os he citado.

¿Cómo me recupero de la DISBIOSIS?

Pues alimentándote a base de prebióticos (muchísimas verduras y algo de frutas) que alimentan a los probióticos (protocolo autoinmune). En tu intestino se produce la mayor parte de serotonina y la mitad de dopamina, que son dos neurotransmisores que producen felicidad y buen rollo. No se encuentran exclusivamente en el cerebro, se ubican aquí.

Comunicación directa entre INTESTINO y CEREBRO

En tu ecosistema de bacterias hay un SISTEMA NERVIOSO INDEPENDIENTE formado por 500 millones de neuronas, que van desde el esófago hasta el ano, y están en un contacto totalmente directo. Vaya, vaya, ahora las frases de "tengo nervios en el estómago o mariposas" van a tener todo el sentido, puesto que se mandan señales y luego hay unas reacciones.

Por eso enfermedades como depresión, ansiedad o estrés nacen cuando hay un mal funcionamiento de tu intestino, en el microbioma (colonia bacteriana), sistema inmune y sistema nervioso. Todo está completamente relacionado

Las BACTERIAS INTESTINALES influyen en el cerebro

El sistema digestivo no reacciona ante el cerebro, el cerebro reaccione ante la información que le llegan de los intestino. (James Greenblatt)

ESTUDIOS con  BACTERIAS

No sé si conocéis los trasplantes fecales que se están haciendo muy populares por América, u os suena la hidroterapia de colon, pero es fascinante ver como modulando su ecosistema intestinal a base de bacterias muchas personas empiezan a encontrarse mucho mejor de los síntomas de enfermedades, incluso en algunos la enfermedad desaparece, hay que ver lo avanzada que está la enfermedad y lo predispuesta que está la persona. Es brutal ver como añadiendo algún tipo de bacteria a un animal ese animal actúa de una distinta forma, o está más MOTIVADO o más triste.

Según la bacteria que predomina te encuentras de una determinada forma

Hay muchos estudios al respecto, pero me centraré en que personas al consumir prebióticos y probióticos, nunca antibióticos. Los antibióticos destrozan todo tu ecosistema buenos y malos. Y te hacen proclive a dañar tu intestino y a la larga a hacerte resistente a ellos si abusas, porque tus bacterias ya saben protegerse de ellas llegado el momento.

Añadir alimentos adaptados a su genoma recuperan su mucosa intestinal, y éstas personas están mucho más contentas, porque de golpe están alimentando a las bacterias intestinales, y muchas de ellas tienen el poder de cambiar estructuras y áreas que existen en el cerebro con procesos asociados a las emociones, sensoriales, tras haber cambiado su alimentación y haber alimentado a las bacterias buenas. Los azúcares y harinas alimentan a las malas.

[Fuentes]

El segundo cerebro -Miguel Ángel Almodóvar
El síndrome del intestino y la psicología- Dr. Natasha Campbell


No hay comentarios: