Espartano; ¿quieres qué hable de algo?

lunes, 24 de julio de 2017

MAMÁ, TENGO SALUD



Hola, hoy te quiero hablar de lo poco que se valora a la SALUD, y quería hacer una especie de metáfora con lo qué es una MADRE para un hijo. Y lo mal qué a veces la tratamos porque sabemos que siempre va a estar ahí hagamos lo que hagamos, y es un poco lo que nos pasa con nuestra SALUD, forzamos, forzamos, y seguimos forzando hasta que un día nos rompemos, y ahí empezamos a hablar de mala suerte, y es el resultado de haber hecho las cosas muy mal durante mucho tiempo. No quiero una lesión ni una enfermedad de por vida para ti, quiero hablarte de salud, y de que se instale en tu vida y de que jamás se vaya. De verdad, es más sencillo de lo que te quieren hacer creer.
"Tanto a la madre como a la salud no la valoramos, porque siempre están ahí, damos por hecho que van a estar y le damos la prioridad a otras cosas (pareja, amigos)... y en el caso de la salud a la estética o a mover más peso"


NO BRAIN NO GAIN

Realmente es en estos momentos cuando una persona valora lo que es la salud, es increíble pero hasta que no tocamos fondo por nuestros propios errores, o hasta que no nos gastamos 300€ con el fisio, y corremos riesgo de que una lesión sea crónica. Cuando nos tocan la salud, y encima nos tocan el bolsillo, ahí parece que a más de uno se nos va la tontería pero de golpe y porrazo, y más cuando ves que te gastas el dinero y parece que tu articulación no responde lo rápido que tú crees. Y claro ahí aparecen los "yo pensaba, yo creía... qué mala suerte", no amigo no, tú eres el responsable y el mayor culpable de esto. Quien no se cuida, pierde.
Ahí es cuando todo el pensamiento de "no pain no gain" y toda esa corriente de "héroes" o de sentir que una articulación te falla y aún así subirle más peso, se va a pique y maduras, o si ves que tienes molestias en el hombro o en las piernas, entrenas otra parte del cuerpo, o dejas el entreno, y vuelves al día siguiente, porque esto a lo mejor no es muy digno, o eso nos queréis hacer saber, pero ya os lo digo que la persona que entrene cuidándose va a mejorar más que aquel que va a muerte y cada 2 meses está lesionado
Aprendemos a base de palos

Por desgracia, así es, yo he sido el primero, y las personas que no prueban por sus propias carnes lo que con tiempo se lo dices no aprenden. Tienen que equivocarse, pasarlo mal y ahí es cuando reaccionan. Algo parecido pasa cuando alguien lleva unos meses comiendo alimentos adaptados y un día se salta la dieta y al día siguiente está vomitando. Algo así. ¡Pobre sistema inmune!

Digamos que las personas por desgracia aprendemos a base de palos, cómo os comentaba tenemos que ver delante al toro, pero hasta que nos nos pega una cornada, y nos vemos la mano llena de sangre parece que las personas no quieren darse cuenta de lo qué es la salud, y lo poco que se valora.

No le eches un pulso a la salud (espejo, báscula)
Mi consejo es que no quieras echarle un pulso a tu SALUD o a tu METABOLISMO. Me explico los años pasan, y tener como objetivo un % graso mínimo o ponerse referencia lo que hace otra persona, lo único que hará es que todos los días fuerces la máquina, no descanses lo suficiente, estés pensando simplemente en lo que te devuelve el espejo o la báscula, y te olvides de todo lo que hay dentro, quizá pases años, y te creas que lo domines y que no pase nada. 

Hasta que un día pasa, y no hay vuelta atrás. 
Yo tengo buena genética

Con veinte años, todos tenemos buena genética, pero no vamos a tener veinte ni treinta años y si nadie te puede quitar lo bailado. Pero a lo mejor con 40 años es que no tienes ganas ni puedes bailar.

Y te jactes en plan que tienes buena genética, que está todo bajo control, hasta que de repente un día empiezas a engordar porque se desajusta la leptina, la insulina, sufres permeabilidad intestinal y cada vez te duelen más las articulaciones debido a una artritis que es un trastorno autoinmune que afecta a todo el cuerpo. 

Tú eliges lo que quieres para tu vida lo que ofrezco es muy claro SALUD, y luego y veremos el rendimiento.

Un día todo cambia
Y no entiendes el motivo si sigues haciendo lo mismo, y antes no pasaba. Y no se trata de contar calorias, se trata que debido a tu MALA ALIMENTACIÓN o a COMER POCO y hacer MUCHO CARDIO tu organismo ya no es el que era.

No quiero meterte miedo, lo que si que quiero es que empieces a ver que eres mucho más que una talla o que la profundidad de unos abdominales o unos hombros. Quiero que a través de la salud tu cuerpo sea el reflejo, no todo lo contrario, si tu objetivo es estético o deportivo, este no es tu blog y posiblemente pensarás que esto es un discurso conformista, y lo respeto, pero ahora te toca respetarme a mi y leer lo que digo. Porque lo seguiré haciendo día tras día

2 comentarios:

novuelvoaengordar.com dijo...

¡Cuánta razón tienes!

Describes perfectamente mi caso: un inconsciente hasta que los problemas de salud ya los tuve encima.

Ayer, en una comida familiar, estuvimos hablando de dietas y mi cuñado, que tiene tripón, escuchaba pero tenía la mirada ausente. Cuando mi suegra le dijo que tenía que adelgazar, se puso tenso, como si le estuvieran insultando. Creo que describes perfectamente su comportamiento: no va a hacer nada con su alimentación hasta que tenga un problema de salud que le meta miedo. Hasta entonces, mirada clavada en el infinito y como si oyera llover.

Leónidas dijo...

Tardes buenas, joder

Si si está claro que hasta que no te ves la sangre en la mano o un documento que te enseñe los triglicéridos en 300 y un HDL de 30 parece que las personas no se dan cuenta. El enfoque dogmático y sectario de las calorías está acabando con la salud de las personas, y lo peor es que aún hay muchos que lo defienden con el cuchillo entre los dientes porque así podrán consumir azúcar, esa sustancia a lo que son adictos. Así es de triste