Archivo del blog

miércoles, julio 26

SEGUNDO CEREBRO (II)

Además del CEREBRO que tenemos dentro de la cabeza, los humanos tenemos un SEGUNDO CEREBRO, situado en el intestino, donde hay millones de neuronas, en un número mayor al que hay en el sistema nervioso periférico. Digamos que el primer cerebro, siendo muy escuetos y generalizando, porque ya me gustaría a entrar a hablar del cerebro reptil, límbico, córtex y tal, pero hay que centrarse en lo que toca. Así que ese cerebro se centra en religión, filosofía, música... y el sistema nervioso entérico se ocupa de las emociones, vísceras, de los nervios y del estrés qué es percibida por el sistema nervioso que hay en el intestino. Si, si, así es

"nuestros parientes lejanos escuchaban bastante a sus tripas y actuaban según las señales que sus cerebros intestinales les enviaban. De hecho, para los animales LA VOZ del cerebro entérico sigue siendo un factor de información y COMUNICACIÓN PREDOMINANTE. Frecuentemente nos asombra la intuición tan certera de los perros, caballos y gatos. Están atentos a lo AUTÉNTICO, las señales de sus tripas.Pero nosotros, LOS HUMANOS, y hemos suprimido esa capacidad intuitiva de nuestras entrañas, ya que la voz de la TODOPODEROSA MENTE, y de la conciencia nos guía constantemente.A pesar de todo, de en en cuando, experimentamos ese <<sentir de las tripas>>; es un aviso que viene desde muy dentro y aparece en SITUACIONES EMOCIONALES extremas. Se presenta desde el cosquilleo placentero, hasta un nudo, vacío o dolor. Así nos habla el cerebro intestinal. El pobre, para llamar nuestra atención y generar atención, tiene que gritar muy fuerte a través de diarrea, espasmos o naúseas"

—Joana Bonet



Ambos cerebros evolucionaron

El sistema nervioso entérico (intestinal) controla el aparato digestivo, y se encuentra en el esófago, estómago, intestino delgado y colon. Os recuerdo que en el tracto digestivo también hay neuronas.  Este sistema es SENSIBLE a las hormonas, y tiene que poner en marcha procesos y funciones (movimientos y reflejos), regulación de las secrecciónes pancreáticas y biliar, digamos que tiene que estar al tanto de la digestión

Aquí también se encuentran muchísimos NEUROTRANSMISORES, que tienen que ven mucho en nuestro ánimo y nuestra conducta

Serotonina y Dopamina. Benzodiazepinas

Como os he comentado en alguna que otra ocasión en el intestino se produce el 90% de la serotonina. Un dato a tener muy en cuenta. 

La  serotonina regula el apetito, actividad motora, cognitiva y el deseo de empotrar.
Además está en pleno contacto con otros neurotransmisores relacionados con la angustia, miedo y agresividad. Tiene una relación directa con la MELATONINA, que se encarga de que podamos dormir. El neurotransmisor del buen rollo, y en el caso de la dopamina del placer (50%). Además también se producen benzodiazepinas que producen efectos de relajación en nuestro organismo

(...)

El intestino le habla al cerebro y este le responde, tienen una relación bidireccional cómo os comentaba días anteriores cuando os hablaba del microbioma. También me gustaría añadir que las dolencias del CEREBRO, o los RECEPTORES DEL DOLOR son mínimos en el cerebro, y sólo aparecen una vez hay problemas de verdad. Por eso te ruego que cuides de tu intestino, si tu intestino está sano junto a todas tus bacterias, lograrás proteger a tu cerebro.

[Fuentes]

Michael Gershon [El segundo cerebro]
Inteligencia digestiva Dr. Irina Matveikova







No hay comentarios: