Espartano; ¿quieres qué hable de algo?

jueves, 3 de agosto de 2017

EL POST DE LA INSULINA


La insulina cómo os he explicado más de una vez es la CLAVE. Digamos que la insulina  en una cantidad adecuada es bien porque la necesitamos, está más que claro, pero si sobrepasa, perdemos.

"Tienes que tener claro que cuantos más hidratos comas (pan, pasta, galletas, bollerías, cereales, leguminosas...) más se va a disparar el pico de glucosa, y el de insulina"
Y eso es malo, eso significa que vas a acumular más grasa, y todo se ira a que tus adipocitos coman. La insulina transporta los nutrientes al hígado, músculo y adipocito.

Tu organismo funciona bien

"Los receptores de las CÉLULAS usan a la insulina como llave, y así los NUTRIENTES son almacenados en la membrana de la célula. Y allí se absorbe los nutrientes que necesitamos, y se elimina el exceso de glucosa. El exceso de glucosa en sangre puede ser tóxico"

Produces muchísima insulina. Comes pan al fallo

Si por la mañana has comido cereales procesados, y al mediodía pan al fallo, y así durante años, pues produces mucha insulina en muy poco tiempo. Y claro:
  • En el músculo y en el hígado el glucógeno que se puede almacenar es limitado sobre 400 gramos.
  • Si el músculo y el hígado están repletos de glucógeno, cualquiera unidad de glucosa en sangre que cerebro o los músculos no usen (entreno duro) se convierte en TAG (triglicéridos en el hígado y se almacena en los adipocitos)
Si siguen comiendo hidratos al fallo. Pues seguirán pasando cosas que os he explicado (ver). Podéis ir a la sección de adipocitos , metabolismo e insulina.  Si en tu cuerpo hay mucha insulina los adipocitos van a comer muchísimo, y van a dejar a tu cuerpo sin nutrientes.

Dí no al balance energético, y dile hola a la regulación del tejido graso.

Comes pan al fallo. Y por consecuencia no te mueves
Si tu cuerpo está en modo acumular grasa (ver) los adipocitos se hinchan y crecen nuevos. Venga vamos. Cachondeo, pero tu sigues comiendo pan a fallo, entonces las células musculares y hepáticas empiezan a ser resistentes a la insulina

"Resistencia a la insulina, es el término usado cuando la insulina, una hormona del páncreas ya no es capaz de abrir el receptor de la célula, y usar los nutrientes y/o glucosa como combustible"

  • Los adipocitos no pueden liberar la energía almacenada a la sangre, en donde los ácidos grasos pueden utilizarse como combustible. La grasa está dentro. Está bloqueado.
  • Las células betas del páncreas, al percibir glucosa e insulina al fallo se esfuerzan para producir insulina, hasta que se agotan y dejan de funcionar. Recordad que según el lugar de tu cuerpo hay más células alfa o beta. Y más predisposición a mantener grasa o no.
  • Los adipocitos se hinchan, y crecen. Y nacen más. Y ganas mucha grasa.
  • Más glucosa en la sangre, y aparecen los productos de glicación. ¿Os acordáis del cerebro? pues son reacciones de moléculas de glucosa cuando se adhieren a proteínas y se oxidan. Esto deriva en inflamación (trastornos neurodegenerativos, cardiopatía y autoinmunes) 

Una persona que sigue una dieta alta en hidratos procesados porque claro, piensa en rendimiento deportivo, vale me dejo el látigo. Prosigo. Suele estar cansada y ser inactiva por lo tanto tiene mucho glucógeno acumulado en músculos y en el hígado. Éstas personas no entrenan, y son ineficientes para reabastecerse de energía a partir de los nutrientes, entonces pues ya te puedes imaginar, el pan que se come al fallo, va directo al hígado y a los adipocitos, de la cintura y de la cadera, mayormente

Si aún sigues comiendo pan al fallo. Síndrome metabólico
Entre más insulina produce el páncreas más resistentes se vuelven tus células musculares y hepáticas. Eso sucede porque el organismo tiende a regulares y los receptores de algunos de tus genes se activan o se desactivan en respuesta al exceso de la insulina. 

HÍGADO
No quiero extenderme en el tema de triglicéridos y la fobia al colesterol, porque ya he escrito mucho al respecto.  Pero un hígado "resistente a la insulina" engaña a algunas células hepáticas y les hace creer que están hambrienas, pero las células hepáticas no aceptan más glucosa, entonces los genes indican a otras células hepáticas que inicien la gluconeogenesis para liberar MÁS glucosa en sangre, aunque esté repleto de glucosa.

Las células musculares también responden , por lo que la glucosa adicional producida por el hígado. Adivina a dónde va a parar... a los ADIPOCITOS. ¡Qué festín!

El exceso de insulina promueva la INFLAMACIÓN (aquí)
Si, si, si ahora viene el combo y aparece el elemento SISTÉMICO. Todo tu cuerpo en jaque y como sigas alimentándote de forma occidental acabarás matándote. Esto produce las placas de ateroma, así es, es el exceso de hidratos y no el de grasas como siempre os he contado.

Esto consiste en que la insulina promueve la adherencia de plaquetas, y la conversión de macrófagos en células espumosas, y se acumulan en las paredes arteriales. Y se bloque la circulación de la sangre. Y esto deriva en que te sube la tensión porque claro el hueco se va a estrechando. Si lo piensas tiene sentido

Sensibilidad a la insulina
El objetivo es dejar de comer almidones, azúcar y harinas. Y empezar a estar en movimiento, a practivar movimientos y a entrenar fuerza, así conseguiremos que la insulina transporte nutrientes al hígado y a los músculos, y deje de darle tanto de comer a los adipocitos. Queremos que estos dejen de comer, y así conseguir al gran depósito de energía que es el tejido graso ¡Maldita sea!

Hormona de crecimiento y Tiroides
La resistencia a la insulina y los altos niveles de insulina son una cadena sistemática que afecta a todos los procesos que hay en tu organismo y porque aquí no entraré a hablar de la microbiota y del cerebro, pero es un completo caos. 

La hipófisis produce hormona de crecimiento que va al hígado (IGF), muchas de nuestras células tienen receptores en la membrara para estos factores de crecimiento similares a la insulina, y entonces no pueden producir hormonas de crecimiento es un verdadero combo.

En la tiroides produce t4 que en el hígado pasa a ser t3 (metabolismo). Cuando el hígado es resistente a la insulina, la conversión de t4 a t3 disminuye, y tu tasa basal disminuye, bajan tus niveles de energía, y te encuentras fatigado. Los síntomas de la disfunción de la tiroides.

Hormonas sexuales. Colesterol. Corazón
Era de esperar si no comes grasas ni vas a estar cachondo ni vas a pensar bien. Le estás quitando el nutriente esencial para el desempeño de algunos órganos, cuando hay un exceso de insulina las hormonas sexuales no se transportan bien por la sangre se quedan adheridas a la globulina que es una proteína de la sangre, y no van a ciertos órganos y tejidos

Y luego entrarían las glándulas suprarrenales en juego (sección estrés)

(...)

"Las personas entienden la nutrición según lo que quieren comer" —Leónidas

[Fuente]

Los 10 mandamientos del cavernícola- Mark Sisson

2 comentarios:

maite colomines dijo...

Muchas gracias por tu información. En 2003 tuve un aneurisma que casi me lleva. He deducido que fue por descenso de glucosa en el cerebro. He mejorado mucho controlando la insulina, evitando los hidratos de carbono. Me alegra mucho encontrar por fin alguien que piensa igual, joder.

Leónidas dijo...

Días buenos Maite,

Si, joder, es un placer encontrar a una persona que piensan en la subida de insulina y en las malditas calorías que no nos dicen nada junto al peso