Espartano; ¿quieres qué hable de algo?

domingo, 24 de septiembre de 2017

¿ESTO ES UNA SECTA?



Mi nombre es Leónidas, fiel servidor de la panceta y comandante de los huevos. Y no pararé hasta que digan que la carne con grasa nos hizo evolucionar a través de un cerebro más grande. Por 2015, dejé de hablar de calorías, y empecé a hablar de COMIDA DE HUMANO. Cambié los nutrientes de los cereales por los de los frutos secos. Los de las legumbres por los de la CARNE y el PESCADO.
Y vaya sin tener que contar, y dando prioridad a la comida de humano. Recuperé la SALUD, que desde 2012 había perdido por las recomendaciones oficiales, y por la plataforma del fitness. Una vez ya tenía la salud tras muchísimos meses, probé a introducir "X alimentos" y a ver, cuáles me sentaban mejor y cuáles peor. Para mi desgracia, los lácteos no eran bien tolerados por mi organismo. Me dí cuenta que era cuestión de alimentos a los que mi organismo estaba adaptado, y mi genética no era tan importante.
Rendimiento mental 
Años anteriores, tenía la SALUD MENTAL muy jodida, el mundo me hacía sentir imperfecto, que si pésate, que si mídete, que si no te pases de verduras, que si ahora estás gordo, que si no estás definido, que si no mueves mucho, que si tienes que hacer volúmenes de 15 kilos, habían momentos en los que cuanto mas comía más hambre tenía. 

Me estaba jodiendo el mecanismo de la leptina, no me llegaba la señal de dejar de tener hambre al cerebro por culpa de cereales, pasta, legumbres y lácteos. Pensando en crear músculo lo antes posible, y levantar tanto peso (aún no sé el motivo, imagino que puro ego), estaba dejándome la salud en los mejores años de mi vida.


Solo veía números, y macronutrientes
Sólo veía números y que llegase el momento para hacer cardio para "quemar lo que había comido".  Como todos vosotros estaba siendo engañado y manipulado por la industria.
Un día comparé los nutrientes de las LEGUMBRES con los de la carne y el pescado. 

Y anotaba el efecto en su cuerpo, su estado de ánimo, su líbido y su nivel de energía. Y los de las frutas con los vegetales, y me llevé una sorpresa. ¿Por qué tanta fruta si no tienen más nutrientes que los vegetales?

Eres un profeta

Después veía que ponían PAN en cada comida y BATIDOS de suero de leche. El pan y el queso me sentaba mal, pero el nutricionista me decía que era normal. Cuando hacía preguntas, me respondía con mitos que luego encontraba libros de biología desmentidos, y que le hiciera caso porque tenía un título. 
No entendía nada. Si le hacía caso a él me sentía fatal, y si comía carne, pescado, marisco, vegetales y frutos secos.No tenía hambre y me encontraba genial. 

Al final quité los suplementos, e hice lo que pensaba. A quien le comentaba hace años lo que pensaba, me decían que era un profeta, así que opté por estudiar y leer en silencio. Cuanto más leía mejor me encontraba. En casa decía que estaba jugando con mi salud, yo les respondía que quien jugaba con la salud era todo el sistema. Bueno, después de mucho tiempo, parece que ver los valores de glucosa y de insulina, te dicen más que las calorías. Aunque aún quedan décadas de luchar.

Las grasas saturadas

En muchos libros leía todo totalmente razonable hasta que metían miedo con las grasas saturadas, así que contrasté lo del COCO (grasas saturadas) y me hice una ANALÍTICA antes y después. Primero fuí yo, luego otras personas, pasaron a decenas, y a centenas. Y en todas y cada una su perfil lipídico mejoraba.

En ese momento, todas las piezas del puzzle comenzaron a encajar. Me encontraba de lujo, y ellos también, y no me iba a morir aún consumiendo mucha carne, huevos y coco. Es increíble, todo era mentira. Tanto porcentaje, tanto número, todo. ¡JODER!

Mitos culturales

...Luego la sociedad, que veía bien el alcohol, pero se burlaban de quien bebía agua o infusiones. Habían muchos edulcorantes, pero pocas infusiones. Y los aceites vegetales eran tan baratos como dañiños. Introdujimos aceite de oliva y de coco para cocinar, y fuera malas digestiones. 

Las burlas y los insultos pasaron a un segundo plano, porque desde ese día estoy totalmente convencido de lo que hago, y sobretodo cada día con más ganas de aprender.

[Fuente]

3 comentarios:

Leman Russ dijo...

La crítica destructiva, de rigor negativo y cultura alimentaria ausente será constante. Pero esto ya es tema regional, nacional.

Me gusta estar bien dijo...

Los insultos retratan a quien los usan.
Ánimo!
#YoSoyDeLaSecta

Leónidas dijo...

Vamos, viva la secta, joder