Espartano; ¿quieres qué hable de algo?

jueves, 19 de abril de 2018

TEJIDO GRASO III


Tardes buenas. ¿Me habéis echado de menos?. Vuelvo al blog porque he encontrado una referencia muy buena que nos puede ayudar a entender al tejido graso mejor. Hace tiempo comentaba que la OBESIDAD es una trastorno de la regulación hormonal, pero os lo voy a volver a explicar para que las dudas poco a poco se vayan resolviendo.

1920, Bauer retomó el pensamiento de Bergmann (aquí)

"La obesidad es claramente el resultado final de una desregulación de los FACTORES BIOLÓGICOS que normalmente mantienen la acumulación de grasa bajo control. Por la razón que fuera, las CÉLULAS GRASAS retienen demasiadas calorías procedentes de las grasas y ni las soltaban ni permitían que el resto del cuerpo las utilice como energía si las necesita. Los ADIPOCITOS obedecían instrucciones de los mencionados factores biológicos en el sentido de acopiar demasiadas calorías como grasa, y ELLO PRIVABA A OTROS ÓRGANOS Y CÉLULAS DE LA ENERGÍA QUE NECESITABAN PARA DESARROLLARSE, lo cual producía hambre y letargo, que eran CONSECUENCIAS de engordar, y no sus causas"


BAUER comparaba el tejido adiposo de una persona con el de un TUMOR MALIGNO, o el feto, el útero o los pechos de una mujer embarazada, todos con agendas independientes, y así tomaban calorías de combustible de la circulación, y hacían acopio de ellas, independientemente de lo que coma una persona o de la cantidad de ejercicio que practique

"En la obesidad, hay una especia de anarquía, el tejido adiposo vive por sí mismo y no encaja la gestión regulada con toda precisión de todo el organismo" Bauer
"Afirmar que  la OBESIDAD es causada por un ingreso calórico mayor, no EXPLICA sino que DESCRIBE el modo en que cualquier sistema incrementa su masa. Y nada dice sobre la CAUSALIDAD."  Gustav von Bergmann





1930, regulación hormonal propuesta por BAUER y BERGMANN (ideas de Louis Newburgh animales) 

"Esos animales obesos a menudo pusieron de manifiesto lo que Newburgh seguramente hubiera descrito como un APETITO DESMESURADO, dicho en otras palabras, cuanto más engordaban , más hambre parecía que tuvieran, y mayores cantidades de alimentos ingerían"

Pero al parecer cuando no comían más, también estaban obesos, o por lo menos gordos, así ocurrió en todos los casos de modelos animales en los que los investigadores se preguntaban qué pasaba si NO dejaban a los animales aumentar la cantidad de alimentos que ingerían o comer más que los animales flacos. Algunos de estos animales siguieron estando muy gordos, incluso cuando casi los dejan morir de hambre. Fuera cual fuera el defecto que causaba que estos animales acumularan grasa, desde luego no era el resultado de comer en exceso o de un apetito desmesurado. Tenía que ser algo que provocara que las células grasas acumulasen calorías en forma de grasa o algo que suprimiera la capacidad de los animales para quemar grasa como combustible. O tal vez ambas cosas a la vez"

Yalow y Berson

"Prácticamente todas las hormonas trabajan para movilizar la grasa de las células grasas de modo que estas puedan ser utilizadas como combustible. Las hormonas indican a nuestro cuerpo lo que tiene que hacer- pelearse o huir, reproducirse, crecer- y también indican a las células grasas que suministren el combustible para dichas acciones"

Y la que manda es la insulina.

Ánimo, seguid hablando del balance calórico.

[Fuente]

Gary Taubes -En contra del azúcar



No hay comentarios: