Espartano; ¿quieres qué hable de algo?

lunes, 5 de marzo de 2018

¿TOMAS LA PÍLDORA?


Últimamente algunas me habéis preguntado sobre la PÍLDORA y sobre sus EFECTOS SECUNDARIOS,  y me veo en la obligación de poneros varios artículos para que sepáis la INFORMACIÓN y lo qué os puede pasar. Siempre que vayáis a ingerir cualquier fármaco debes estar seguro del motivo y de tu estado actual. ¿Qué pasa con la píldora?

1. No tratan la raíz del problema

"Los anticonceptivos simplemente camuflan los síntomas, es como si dejases de escuchar lo que te está diciendo tu cuerpo a través de esos síntomas. Cuando tomamos ACOS para controlar el acné en verdad quizás estamos tapando una inflamación del intestino o bien una intolerancia o sensibilidad a algún alimento. O aún peor, cuando tomamos pastillas anticonceptivas para “regular la regla” lo que en verdad hacemos es ignorar esos síntomas de dificultad para ovular o incluso de infertilidad que no vemos hasta que no nos planteamos la posibilidad de tener un hijo y entonces quizás es demasiado tarde"

2. Incrementan el riesgo de cáncer de mama

"Según la fundación de Susan Komen, se han comparado más de 50 estudios en donde finalmente se señala que mujeres que han tomado ACOS tienen entre un 10% y un 30% más posibilidades de desarrollar cáncer de mama, comparado con aquellas mujeres que nunca han utilizado pastillas anticonceptivas
Una vez que dejamos de tomar anticonceptivos el riesgo va decreciendo, aunque necesitamos alrededor de 10 años para que el riesgo se equipare a aquellas mujeres que nunca usaron ACOS.




3. Favorece la deficiencia en nutrientes
Acorde con lo que comenta Ross Pelton en alguno de sus libros, especialmente en el libro “Drug-Induced Nutrient Depletion Handbook“, tomar pastillas anticonceptivas favorece a tener deficiencia en nutrientes como: zinc, magnesio, selenio, vitamina C, vitamina B2, B3, B6, B12 y en folato

Estas deficiencias pueden ocurrir debido a que el riñón utiliza más de estos nutrientes para metabolizar y desintoxicar al cuerpo de los estrógenos.
4. Incrementa el riesgo de enfermedades cardiovasculares

Los riesgos cardiovasculares de los estrógenos sintéticos se conocen desde 1940 incluyendo su capacidad de causar coágulos de sangre, varices, abortos y empeorar el síndrome premenstrual. Aunque el riesgo es pequeño, es un riesgo que existe. No hay que olvidar los 142 millones de dólares que Bayer tuvo que pagar por más de 600 denuncias en contra de los anticonceptivos Yasmin y Yaz.

5. Depresión
6. Bajada de andrógenos

Sabemos que uno de los mayores beneficios es que los ACOS controlan nuestro nivel de andrógenos así que van bien para mejorar el acné, la piel y pelo graso, etc. Pero en estos andrógenos se incluye la testosterona y con la bajada de la testosterona también se disminuye el libido sexual en muchas mujeres.

No hay comentarios: