Espartano; ¿quieres qué hable de algo?

lunes, 5 de marzo de 2018

TESTIMONIO |TRASTORNO ALIMENTACIÓN|


"Ahí va mi testimonio con la anorexia. De pequeño estaba gordo, ya que mi alimentación era una basura. Podía desayunar un paquete de galletas, o cosas por el estilo, así como para merendar. Y claro, bebía coca cola en las comidas. También comía pizzas, etc. Estaba acomplejado con mi cuerpo, gracias también a los comentarios ajenos, y decidí cambiar"

"Primero quité la bollería y me valió para lograr un mejor físico, pero soy una persona muy obsesiva, y quería más ahí empezó el infierno la anorexia. Comencé a quitar alimentos, la única carne que comía era la pechuga de pollo, nada de fritos, ni de grasas buenas ni malas, ni aceite de oliva, etc. Cada vez comía menos cosas y cantidad. Miraba la información nutricional de todo buscando lo que menos grasas y calorías tenías"


"El deporte se convirtió en una obsesión con la necesidad de quemar lo que comía, llegué a pesar 46 kg midiendo 1,76 siendo varón. Mi personalidad cambió por completo. Era alegre, muy cariñoso, pero me convertí en un monstruo llegando a insultar y amenazar a mi madre (lo que más quiero) y no hablar con mi padre y mi hermana sentía como odio hacia ellos porque me decían la verdad, pero yo pensaba que iban contra mi"

"También me alejé de mis amigos, no tenía ganas de ver ni de hablar con nadie, estaba en los huesos y todos me preguntaban si estaba enfermo. Ahí empecé a ser consciente y decidimos ir a un centro de salud mental donde fui tratado por un psiquiatra con antidepresivos, y una nutricionista que me fueron abriendo los ojos. El peso se fue recuperando y a día de hoy estoy en un peso normal, pero psicológicamente todavía no estoy al 100%, ya que me sigo agobiando si considero que he comido de más"

"Hay consecuencias físicas ya que siempre estoy cansado, y esto afecta a mi trabajo, triste, sin líbifo, progreso nulo en el gimnasio, y alguna más. Si esto te puede servir de ayuda a otras personas pues ahí lo tienes. Si quieres preguntar lo que sea, no lo dudes, un saludo y gracias. Ah, se me olvidaba, ahora no sé comer sin contar calorías por miedo a pasarme, ya que ahora nunca tengo hambre ni tampoco saciedad por lo que podría comer hasta reventar..."


No hay comentarios: