Espartano; ¿quieres qué hable de algo?

sábado, 27 de enero de 2018

MARKETING 1 SALUD 0

Lo que pasa es que muchos hechos están relacionados: campaña contra los productos de origen animal (con la grasa saturada y colesterol por bandera) –> Se inventan que las dietas bajas en grasa son saludables –> Promoción de la harina como alimento básico de la dieta –> Se inventan que la harina es menos engordante que la grasa “porque así lo dicen las leyes de la física” —> Promoción del “balance energético” como herramienta de control del peso corporal.Y no te extrañe que el orden en la causalidad no sea ése y que la campaña contra los productos de origen animal ya viniera financiada por las partes interesadas.
[Fuente]

2 comentarios:

novuelvoaengordar.com dijo...

Jason Fung (The Obesity Code) explicando cómo la harina y el azúcar dejaron de ser engordantes de la noche a la mañana:

So, if one were to restrict dietary fats, then one must increase dietary carbohydrates and vice versa. In the developed world, these carbohydrates all tend to be highly refined.

Low Fat = High Carbohydrate

This dilemma created significant cognitive dissonance. Refined carbohydrates could not simultaneously be both good (because they are low in fat) and bad (because they are fattening). The solution adopted by most nutrition experts was to suggest that carbohydrates were no longer fattening. Instead, calories were fattening. Without evidence or historical precedent, it was arbitrarily decided that excess calories caused weight gain, not specific foods.


Tormenta perfecta de fanatismo e incompetencia.

Leónidas dijo...

Noches buenas Vicente,

Si, si, así es, si las personas vieran la cronología y el cambio en las recomendaciones, todo se vería muy claro, ahí está la clave en las FECHAS.